Clicks361

Devoción de Rezar 33 Veces el Credo en Viernes Santo / Fe Católica

Una hermosa devoción antigua poco conocida que se puede hacer especialmente en Viernes Santo, es la devoción que consiste en rezar 33 veces el Credo, ya sea el de los apóstoles o el niceno constantinopolitano, intercalando además alabanzas a Dios tomadas del libro del profeta Daniel.

Credo de los Apóstoles
Creo en Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra.
Creo en Jesucristo, su único Hijo, Nuestro Señor,
que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo,
nació de Santa María Virgen,
padeció bajo el poder de Poncio Pilato
fue crucificado, muerto y sepultado,
descendió a los infiernos,
al tercer día resucitó de entre los muertos,
subió a los cielos
y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso.
Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos.

Creo en el Espíritu Santo,
la santa Iglesia católica,
la comunión de los santos,
el perdón de los pecados,
la resurrección de la carne
y la vida eterna. Amén.

Credo Niceno Constantinopolitano
Creo en un solo Dios, Padre todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra,
de todo lo visible y lo invisible.
Creo en un solo Señor, Jesucristo,
Hijo único de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos:
Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero,
engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre,
por quien todo fue hecho;
que por nosotros lo hombres,
y por nuestra salvación bajó del cielo,
y por obra del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen,
y se hizo hombre;
y por nuestra causa fue crucificado
en tiempos de Poncio Pilato;
padeció y fue sepultado,
y resucitó al tercer día, según las Escrituras,
y subió al cielo,
y está sentado a la derecha del Padre;
y de nuevo vendrá con gloria
para juzgar a vivos y muertos,
y su reino no tendrá fin.

Creo en el Espíritu Santo,
Señor y dador de vida,
que procede del Padre y del Hijo,
que con el Padre y el Hijo
recibe una misma adoración y gloria,
y que habló por los profetas.

Creo en la Iglesia, que es una, santa, católica y apostólica.
Confieso que hay un solo bautismo
para el perdón de los pecados.
Espero la resurrección de los muertos
y la vida del mundo futuro. Amén.

Se comienza con la señal de la cruz, luego se recita un Padre Nuestro. De allí, 11 Credos y parte de las alabanzas del profeta Daniel (3,52-64). De allí, se vuelve a recitar un Padre Nuestro 11 Credos y otra parte de las alabanzas Daniel (3,65-77). En la tercera parte, se reza nuevamente el Padre Nuestro, 11 Credos y las últimas alabanzas Daniel (3,78-90). Para concluir, se reza Padre Nuestro y tres veces el Gloria.

INICIO:

Hacer la Señal de la Cruz +
rezar:

Un Padre Nuestro
Once veces el Credo
Alabanzas del profeta Daniel
(3, 52-64)

"«Bendito seas, Señor, Dios de nuestros padres, alabado y exaltado eternamente Bendito sea tu santo y glorioso Nombre, cantado y exaltado eternamente.

Bendito seas en el templo de tu santa gloria, cantado y alabado eternamente.

Bendito seas en el trono de tu reino, cantado y glorificado eternamente.

Bendito seas tú, que sondeas los abismos, que te sientas sobre querubines, alabado y ensalzado eternamente.

Bendito seas en el firmamento del cielo, alabado y glorificado eternamente.

Obras todas del Señor, bendíganlo, alábenlo, ensálcenlo eternamente.

Ángeles del Señor, bendíganlo, alábenlo y glorifíquenlo eternamente.

Cielos, bendigan al Señor, alábenlo y ensálcenlo eternamente.

Aguas todas del cielo, bendigan al Señor, alábenlo y exáltenlo eternamente.

Potencias todas del Señor, bendigan al Señor, alábenlo y ensálcenlo eternamente.

Sol y luna alábenlo y ensálcenlo eternamente.

Astros del cielo alábenlo y ensálcenlo eternamente.

Lluvia y rocío alábenlo y ensálcenlo eternamente"

Un Padre Nuestro
Once veces el Credo
Alabanzas del profeta Daniel
(3, 65-77)
"Vientos todos alábenlo y ensálcenlo eternamente.

Fuego y calor alábenlo y ensálcenlo eternamente.

Frío y ardor alábenlo y ensálcenlo eternamente.

Rocíos y escarchas alábenlo y ensálcenlo eternamente.

Hielos y frío alábenlo y ensálcenlo enternamente.

Heladas y nieves alábenlo y ensálcenlo eternamente.

Noches y días alábenlo y ensálcenlo eternamente.

Luz y tinieblas alábenlo y ensálcenlo eternamente.

Rayos y nubes alábenlo y ensálcenlo eternamente.

Tierra alábalo y ensálzalo eternamente.

Montes y cerros alábenlo y ensálcenlo eternamente.

Todo lo que brota en la tierra alábelo y ensálcelo eternamente
Vertientes alábenlo y ensálcenlo eternamente
"

Un Padre Nuestro
Once veces el Credo
Alabanzas del profeta Daniel
(3, 78-90)

"Mares y ríos alábenlo y ensálcenlo eternamente.

Ballenas y peces alábenlo y ensálcenlo eternamente.

Aves todas del cielo alábenlo y ensálcenlo eternamente.

Fieras y animales alábenlo y ensálcenlo eternamente.

Hijos de los hombres alábenlo y ensálcenlo eternamente.

Israel, alábalo y ensálzalo eternamente.

Sacerdotes del Señor alábenlo y ensálcenlo eternamente.

Servidores del Señor alábenlo y ensálcenlo eternamente.

Espíritus y almas de los justos alábenlo y ensálcenlo eternamente.

Santos y humildes de corazón alábenlo y ensálcenlo eternamente.

Ananías, Azarías, Misael bendigan al Señor alábenlo y ensálcenlo eternamente.

Porque Él nos ha arrancado del infierno, nos ha salvado de manos de la muerte, nos ha librado del horno de ardientes llamas y nos ha sacado de en medio de ellas
Den gracias al Señor, porque es bueno, porque su misericordia es eterna Todos los que adoran al Señor, bendigan al Dios de los dioses, alábenlo y reconózcanlo porque su misericordia es eterna
.»"

Rezar Un Padre Nuestro
Rezar tres veces el Gloria


“Hoy necesitamos que el Credo sea mejor conocido, comprendido y orado. Sobre todo, es importante que el Credo sea reconocido”. S.S. Benedicto XVI