Clicks460
es.news
1

Obispos belgas apoyan la prohibición de celebrar la Navidad – mientras reabren las piletas de natación

El gobierno belga extiende hasta el 15 de enero un segundo toque de queda por el Covid-19 prohibiendo todo culto.

Se prohíben las Misas de Navidad, mientras se permitieron los negocios no esenciales, museos y piletas de natación.

Sin embargo, los obispos belgas expresaron en una declaración datada el 1 de diciembre su “solidaridad con las medidas del gobierno”. Expresaron su deseo de entablar un “diálogo” sobre la reanudación de las Misas públicas.

Los obispos alientan a los católicos – sin ánimo de sarcasmo – a “visitar el pesebre” y rezar una oración privada.

Imagen: © Mazur/cbcew.org.uk, CC BY-NC-ND, #newsByhusqjgir

jamacor