Clicks846
es.news
2

¿Retroceso? El viejo Francisco desprecia a los jóvenes sacerdotes fieles

Francisco - que llevó a la Iglesia a los conflictos de hace cincuenta años - identificó el “sufrimiento actual de la Iglesia” como una tentación de ir “hacia atrás”.

Dijo a los jesuitas eslovacos el 13 de septiembre que “ir hacia atrás” es una “ideología que coloniza las mentes” - sea lo que sea que esto signifique (transcripción: LaCiviltaCattolica.com, 21 de septiembre).

Acosado por su odio a la Misa Romana y sin que se le preguntara, Francisco habló de Traditionis Custodes: “espero que con la decisión de detener el automatismo del Rito Antiguo podamos volver a las verdaderas intenciones de Benedicto XVI y Juan Pablo II” - sugiriendo que anular la intención de Benedicto estaba en la intención de Benedicto, tomando así a su audiencia por tonta.

Francisco se quejó de que los jóvenes sacerdotes, después de un mes de ordenación, piden a sus obispos la Misa Romana y calificó esto de “retroceso” - mientras que, en realidad, celebrar la Misa de Todos los Tiempos es un enorme paso adelante para salir del desorden dejado por el secularizado y fracasado Novus Ordo.

Repitió la historia de un cardenal que dijo a dos sacerdotes recién ordenados que le habían pedido permiso para estudiar latín, para celebrar la Misa Romana, que en cambio estudiaran español o vietnamita, para servir a las comunidades locales. Sin embargo, la Misa en latín sirve para todas las naciones y todos los idiomas, a diferencia del Novus Ordo vernáculo.

Una vez más, Francisco engañó a los fieles al decir que la ideología de género -que es sinónimo de homosexualismo- era “abstracta” -lo que sea que eso signifique- y “peligrosa” pero que no tenía “nada que ver con el homosexualismo”.

Sobre la gente que le mira con recelo, Francisco dijo que hay una gran canal de televisión católica que no duda en hablar continuamente mal del Papa: “Yo personalmente merezco ataques e insultos porque soy un pecador, pero la Iglesia no los merece”." Dejó en claro que él es incapaz de aceptar las críticas y de aprender de ellas, por lo que arremetió contra los clérigos que hacen comentarios “desagradables” sobre él: “A veces pierdo la paciencia, sobre todo cuando hacen juicios sin entrar en un diálogo verdadero”.

Pero el verdadero problema del “diálogo” es Francisco, que admitió que “no quiero entrar en su mundo de ideas”, es decir, dialogar con ellos. “Por eso prefiero predicar, predicar...”. Predicar es un monólogo.

Imagen: Vatican Media, #newsOzpdwccart

Chus Bas Bas
Claro Igork, tú con tus botas nuevas. Niñato
Chus Bas Bas
Otros