Clicks6
Pentecostes

SIN CRISTO NA SE CONSIGUE NADA. ¿QUIÉN ESTÁ CON CRISTO?

17-4-20
Meditemos algunos aspectos del Evangelio de hoy, 17-4-20, (Jn.21,1-14).
Los discípulos siguen igual que ayer, desconectados, no tienen todavía la Luz, tienen resplandores, pero no la Luz.
Esos resplandores les hace obedecer a Jesús: “”Echad la red a la derecha de la barca y encontraréis”. Tiene que ser el que más sintonizaba con Jesús, el que diga a Pedro: “Es el Señor”.
Ciento cincuenta y tres peces grandes. Una barbaridad para pescar de una vez y más si se piensa que estuvieron toda la noche sin pescar nada.
Es un Evangelio con honda evocación simbolista.
Vemos que por sus propios esfuerzos nada logran en la noche de pesca, y es Jesús el que les dice cómo deben pescar, y hacia qué punto tienen que tirar las redes, “a la derecha”.
La barca de Pedro, debe seguir las indicaciones de Cristo, y cuando le hace caso, la pesca es abundante. Vemos aquí la misión apostólica dirigida por Pedro. Así, terminada la faena, todos vienen a Cristo, que es a quien hay que rendirle los frutos. El ofrecimiento de Cristo de los alimentos que les da, para reparar sus fuerzas, evoca la sentencia de Cristo: “Venid a mí todos los que estéis cansados y cargados, que Yo os aliviaré”.
En definitiva, solo se “pesca” a la Luz de Cristo. “Sin mí no podéis hacer nada” (Jn.15,5)
Sí, si me lo han repetido muchas veces y creo que lo hago. Sí, estoy pendiente de las cosas de Dios, pero… ¡EL MUNDO!
El mundo está en manos de Dios. Lo estamos viendo ahora con la pandemia, que el hombre es incapaz de eliminarla. No ve salida. Y en esta situación desesperada, en lugar de recurrir a Él, queremos “pescar” por nuestra propias fuerzas. Volvemos de la “faena” con la barca vacía.
Por eso es urgente restaurar UNO DE LOS MAYORES FOCOS DE ORACIÓN DEL MUNDO, PRADO NUEVO. Dejaros ya de tanta soberbia y PONER TODO EL ESFUERZO A CONSEGUIR LA UNIÓN, EL AMOR Y LA PAZ EN ESA BENDITA OBRA DE DIOS.
Y POR FAVOR, ¡QUE LOS SACERDOTES ORGANICEN, EN ESTAS ESPECIALES CIRCUNSTANCIAS, EL REZO DEL SANTO ROSARIO!