02:38
Irapuato
84
Las ventas de riñones se disparan en Afganistán Un solo médico ha realizado 85 cirugías de extracción de riñón solo en los primeros 11 días de 2022 Las ventas de riñones, que ya eran un fenómeno crec…More
Las ventas de riñones se disparan en Afganistán

Un solo médico ha realizado 85 cirugías de extracción de riñón solo en los primeros 11 días de 2022

Las ventas de riñones, que ya eran un fenómeno creciente y preocupante en Afganistán incluso antes de que los radicales talibanes recuperaran el poder, se están disparando aún más dramáticamente entre los hambrientos afganos.
Un reportaje de la cadena Euronews emitido el 12 de enero cuenta con una declaración del cirujano Ahmad Shekaib, quien, sorprendentemente, ya ha realizado 85 cirugías de este tipo solo en los primeros 11 días de 2022.
La ya grave situación tiende a empeorar aún más, según el propio médico: dice que las personas que hoy venden un riñón “a la larga van a tener problemas de salud”. El Dr. Ahmad Shekaib agrega que no existe una “cultura de donación de riñones” en Afganistán y deja en claro que el fenómeno actual se debe explícitamente a la desesperación de las personas por dinero y, a su vez, la desesperación por dinero se debe explícitamente a la urgencia de comprar alimentos.
Uno de los donantes, entrevistado por el reportaje de Euronews, es el padre de familia Ghulam Hazrat, de 40 años, que vendió un riñón para comprar comida para sus hijos. Él declaró:

“No podía salir a mendigar, así que decidí ir al hospital y vender un riñón para poder alimentar a mis hijos al menos por un tiempo”.
De hecho, “por un tiempo” es una parte muy importante de la frase: el dinero obtenido con la venta del órgano no dura mucho. Cuando termine, ciertamente no será posible vender el otro riñón también.

Sin trabajo y sin programas de ayudas e incentivos bajo un gobierno fanático incapaz de gestionar en lo más mínimo la vida pública, el drama afgano solo ve una tenue luz al final del túnel: la ayuda internacional, que solo puede llegar a unos pocos y que no es suficiente para salvar de la miseria a millones de personas rehenes de su propio gobierno. aleteia