La historia de Tomasito, el niño sepultado en el Vaticano para estar cerca al Papa

Este viernes se conoció la historia de Tomasito, un niño argentino que padecía de cáncer y quería estar cerca del Papa Francisco. Su deseo se cumplió por voluntad del Santo Padre, pues luego de fallecer, sus restos fueron depositados en el Cementerio Teutónico del Vaticano.

Según informó este viernes el diario …More
La historia de Tomasito, el niño sepultado en el Vaticano para estar cerca al Papa

Este viernes se conoció la historia de Tomasito, un niño argentino que padecía de cáncer y quería estar cerca del Papa Francisco. Su deseo se cumplió por voluntad del Santo Padre, pues luego de fallecer, sus restos fueron depositados en el Cementerio Teutónico del Vaticano.

Según informó este viernes el diario italiano La Stampa, el Santo Padre confirmó que conoció a este pequeño cuando aún era Arzobispo de Buenos Aires, por medio de su vicario general, Mons. Joaquín Mariano Sucunza.

"Fue en 2004 cuando apareció este chico de dos años, sobrino de quien sigue siendo mi secretaria, con un tumor en el hígado. Era un chico muy especial, muy intuitivo, que salió adelante hasta que con la adolescencia explotó de nuevo la enfermedad... Lo acompañé mucho", compartió por su parte Mons. Sucunza al diario argentino La Nación.

Ya con el cáncer, los padres de Tomasito le preguntaron si tenía algún deseo y el niño les dijo que quería ser enterrado cerca de donde vivía el Papa Francisco, “en la otra parte del mundo”.

El diario italiano, Tomasito falleció a los once años en julio de 2013 y el Pontífice, que se había conmovido con el relato, hizo todos los trámites para que sus cenizas fueran sepultadas en el Cementerio Teutónico en el 2015, cerca de la Casa Santa Marta, donde reside el Papa.

"Se preparó para morir", dijo Francisco. "Lo único que quería era estar cerca mío, ser enterrado en el Vaticano", recordó el Papa, según el diario italiano.

El autor de la historia, el vaticanista Domenico Agasso, dijo que los restos de Tomasito se encuentran debajo de una lápida, “al ras de la tierra”. En su artículo relató que la mamá del niño viajó a la Santa Sede para visitar la tumba de su hijo, junto a su nueva hermanita.

HABER SI LES SIRVE PARA ALGO, POR MÁS PEQUEÑO QUE SEA EN SU DUREZA
kukamartins likes this.
En la Iglesia no sirven los que se ponen en un pedestal

El prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales, Cardenal Leonardo Sandri, señaló que no se necesita dentro ni fuera de la Iglesia personas “que se hacen grandes poniéndose sobre el pedestal y aplastando a los demás”.

El Purpurado dijo estas palabras durante la Misa que celebró ayer en la Basílica de los Santos Doce Apóstoles …More
En la Iglesia no sirven los que se ponen en un pedestal

El prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales, Cardenal Leonardo Sandri, señaló que no se necesita dentro ni fuera de la Iglesia personas “que se hacen grandes poniéndose sobre el pedestal y aplastando a los demás”.

El Purpurado dijo estas palabras durante la Misa que celebró ayer en la Basílica de los Santos Doce Apóstoles en Roma, en el marco de la novena dedicada a la Inmaculada Concepción.

En su homilía, el Cardenal Sandri se refirió a los católicos orientales presentes en la ciudad para honrar a la Virgen. Ellos están en Roma “ofreciendo juntos el testimonio de una fe frecuentemente muy probada, a veces hasta el martirio, en sus respectivos países”.

“No son y no quieren estar en Roma para hacerse grandes, si no de aquella grandeza que fue propia de la Virgen de Nazaret, María Santísima: el dejarse conducir por Dios, en una dimensión de pura escucha y total confianza”, señaló.

En ese sentido, insistió, “en Oriente como en Occidente no tenemos necesidad, dentro y fuera de la Iglesia, de personas que se hacen grandes poniéndose sobre el pedestal y aplastando a los demás: la ciudad que se pone en lo alto con la arrogancia de quien oprime está destinada a precipitarse y ser derrocada”.

“Queremos pensar con recelo y con esperanza en el anhelo de libertad, de justicia, de equidad social, de auténtica ciudadanía que está inflamando las calles y plazas de Irak y del Líbano, donde en algunos casos se ha derramado sangre: rezando para que estos movimientos permanezcan auténticos en sus expresiones y pedidos, sin instrumentalizaciones internas o de potencias regionales o internacionales que, cierto, podrían estar interesadas en servirse de esta inestabilidad para perpetuar sus intereses y objetivos, con perjuicio de los pobres y pequeños de esas naciones”, indicó.

Para que no suceda, señaló, “rezamos por nuestros hermanos y hermanas discípulos de Cristo: sobre todo en la hora de la prueba, como han sabido hacer por muchos siglos”.

Sobre la Virgen María, el Cardenal Sandri dijo que “el Magnificat parece casi anticipar los contenidos de las bienaventuranzas que ciertamente ella fue capaz de vivir, como también la oración en total abandono en el Padre, y el perdón hacia los que hacían el mal en el Hijo, su propia carne”.

“En María, Virgen del Silencio, vemos el retrato del discípulo que no multiplica las palabras, ni invoca solo con los labios al Señor”, sino que espera “en la roca de la fidelidad de Dios”, añadió.

Para concluir, el prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales recordó a los tantos mártires de hoy, cuyo sufrimiento “empuja a los que tienen responsabilidad, a nivel político, educativo y religioso, a promover el mutuo encuentro y camino de fraternidad humana a la que el Santo Padre nos ha invitado con la firma de la Declaración de Abu Dabi” en febrero de 2019.

El Cardenal Sandri también invitó a rezar a la Virgen por el Papa Francisco, que el 13 de diciembre celebrará sus 50 años de ordenación sacerdotal.
Mensajero Mariano likes this.