Papa Francisco: El amor de Dios es una fuerza que perdurará a lo largo de la historia