03:05

MUCHOS SACERDOTES y funerarios alertan de la falsedad de las cifras de muertos por coronavirus

La cantidad de servicios religiosos y funerarios contradicen los datos de muertos con los datos oficiales, en el mayor pico de trabajo de su historia. // Ingresa en: www.lacontra.tv/javiervillamorMore
La cantidad de servicios religiosos y funerarios contradicen los datos de muertos con los datos oficiales, en el mayor pico de trabajo de su historia. //
Ingresa en: www.lacontra.tv/javiervillamor para que conozcas más sobre George Soros y sus planes para el mundo. EN LA CONTRA TV necesitamos tu ayuda para seguir informándote: www.lacontra.tv/donacion Recibe GRATIS nuestros vídeos en tu móvil. Envía un whatsapp al +34 691 10 9945
Irutzun
MONAGO REAFIRMA: HAY ORDEN DE OCULTAR EL NÚMERO REAL DE FALLECIDOS X COVID-19 ESPAÑA
MUESTRA LA DOCUMENTACIÓN EMITIDA POR EL GOBIERNO COMUNISTA DE ESPAÑA. El presidente del PP de Extremadura, José Antonio Monago, se reafirma en sus declaraciones sobre que no se contabilizan todos los fallecidos por coronavirus
Adelita
PETICIÓN DE UN SACERDOTE CATÓLICO A LOS GOBERNANTES DE ESPAÑA.

Muy queridos Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Muy queridas autoridades de nuestra Patria España.
Todos estamos pasándolo muy mal en estos momentos. Hay muchos muertos, mucha angustia.
Yo lo primero, pedir para vosotros la bendición de Dios. Que Dios os bendiga con todo lo que estáis haciendo al servicio del bien común.
More
PETICIÓN DE UN SACERDOTE CATÓLICO A LOS GOBERNANTES DE ESPAÑA.

Muy queridos Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Muy queridas autoridades de nuestra Patria España.
Todos estamos pasándolo muy mal en estos momentos. Hay muchos muertos, mucha angustia.
Yo lo primero, pedir para vosotros la bendición de Dios. Que Dios os bendiga con todo lo que estáis haciendo al servicio del bien común.
Pero yo quiero deciros como sacerdote católico que soy: "Convertíos de parte del Señor".
El Señor quiere que volvamos nuestra mirada a Él. Son ya muchos los Presidentes de muchas naciones que están invocando a Dios y haciendo invocar a Dios, pidiendo que nos perdone.
El otro día un Presidente de una de estas naciones, decía citando Crónicas 7,14:
"Si mi pueblo se humilla, me busca y abandona su mala conducta, yo lo escucharé desde el Cielo, perdonaré sus pecados y sanaré su tierra".
Y sanaré su tierra. Dios no es el causante de los males, pero sí es el remedio para estos males. Nosotros tenemos que acudir a Él con humildad y confianza.
Nuestro Dios se hizo hombre en las entrañas de la Virgen María, nació en Belén, nos dió un ejemplo de vida, murió en la cruz por nuestros pecados y resucitó. Y ahora está vivo. Y nos está diciendo con Mateo 11, 28:
"Venid a mí los que estáis cansados y agobiados que yo os aliviaré. Cargad con mi yugo y aprended de mí que soy manso y humilde de corazón y encontraréis vuestro descanso".
En Él está nuestro descanso, el descanso de todos los españoles.
Vosotros Pedro y Pablo, no os representais a vosotros mismos. Representais a un pueblo que tiene una historia y esa historia tiene mucho que ver con la fe. La fe que nos trajo Santiago Apóstol. Es una fe con un fundamento apostólico y mariano. La Virgen María en Zaragoza, en el Pilar, quiso alentar a Santiago para la Evangelización.
Es un pueblo que en el III Concilio de Toledo, realizó su unidad en católico. Es un pueblo que estuvo ocho siglos reconquistando su fe y su tierra. Y un pueblo que ha evangelizado a medio mundo.
Es un pueblo que quiere seguir sacando las procesiones en Semana Santa, que sigue yendo de romería a ver los santuarios marianos, que sigue queriendo bautizar a los hijos, que reciban la Primera Comunión, enterrar con capellanes católicos, que sigue queriendo llamar a sus hijos Rocío, Roncesvalles, Montserrat, Covandonga y Almudena y todos los nombres de la Virgen, porque María es nuestra Madre y esto es tierra de María. No podemos olvidar nuestras raíces. No olvidéis que os llamais Pedro y Pablo. No podemos renunciar a una tradición preciosa de fe.
Si yo os dirijo estas palabras es por el respeto que os tengo. Y ese respeto lo aprendí de Jesucristo que en Juan 19,11 dice al gobernador de entonces, Pilato: "No tendrías ninguna autoridad sobre mí si no te hubiera sido dada de lo Alto".
Recordad que este gobernante preguntó: ¿ Y qué es la verdad ? Giró el rostro, se lavó las manos y lo mandó a crucificar.
No hagáis eso vosotros. No lo hagáis siguiendo las directrices del pensamiento único del nuevo orden mundial, quitando a Dios de enmedio. No lo hagáis.
Me gusta citaros el Salmo segundo: "¿Por qué se amotinan las naciones y los pueblos planean un fracaso, los reyes de la tierra conspiran contra el Señor y contra su Mesías?" No lo hagáis. Ese Salmo termina diciendo que "El que confía en el Señor se alegra y descansa agradecido."
Es momento de recapacitar. Convertíos Pedro y Pablo y autoridades. Animad a la conversión de nuestro pueblo. Nos hemos olvidado de Dios y sin Él no podemos vivir.
Nuestros Obispos, el otro día, nos consagraron al Corazón de Jesús y al Corazón Inmaculado de María.
Nuestro querido Papa Francisco, llevando esa barca, enmedio de la tempestad, pidió al Dios, la Misericordia y la Salud para su pueblo. Vosotros girasteis la vista. Vosotros vais a ser juzgados, como yo voy a ser juzgado por el amor a los que me rodean, pero vosotros también por cómo habéis ejercido el gobierno de nuestra Patria, España, a la que amo con locura, la tierra de mis padres.
Recapacitad Pedro y Pablo. No os lo digo con resentimiento. Os lo digo con amor de hermano, de amigo, de súbdito si quereis, o de ciudadano de esta Patria, España.
Ya digo. Convertíos y acogeos a la Misericordia de Dios. Él es rico en misericordia y sabrá perdonaros. No os cerréis a ese Amor. Miradle. Él está con los brazos abiertos, con el corazón abierto acogiendoos. Reconoced que esta tierra es tierra de Dios. Volved la mirada. Ayudad a todos los ciudadanos a volver la mirada a Dios y a pedir y a orar. Como han hecho otros Presidentes de naciones.
Si nosotros decimos que este es el pueblo de Dios, que es la Tierra de María, Dios cumplirá su Promesa, que la hizo a Santa Maravillas de Jesús, diciéndole, España se salvará por la oración y le hizo a Bernardo de Hoyos que aquí reinaría la paz, la salud, el Reinado del Corazón de Jesús, que es Reino de amor, justicia y de paz y se realizará esa otra Promesa que dijo un presidente, también de las naciones estos días en Isaías 41,10: "No temas pueblo mío, porque Yo estoy contigo. No te angusties porque Yo soy tu Dios. Te fortalezco, te auxilio, te sostengo con mi diestra victoriosa".
Así habla el Señor. Pedro y Pablo, por favor, volveros a Dios. Convertíos y ayudadnos a todos.
Que Dios os bendiga.