Germen
Mons. Lefebvre tenía razón en muchos exigencias a la Iglesia, pues un grupo de obispos modernistas quiso cambiar radicalmente el curso de Iglesia en el Concilio Vaticano II. El daño mayor fue en la liturgia por ser el primer documento que salió. Fue precipitado, sin preparar a los fieles a esos cambios y se llenaron de confusión. Después vinieron más y más enmiendas durante el concilio llevando …More
Mons. Lefebvre tenía razón en muchos exigencias a la Iglesia, pues un grupo de obispos modernistas quiso cambiar radicalmente el curso de Iglesia en el Concilio Vaticano II. El daño mayor fue en la liturgia por ser el primer documento que salió. Fue precipitado, sin preparar a los fieles a esos cambios y se llenaron de confusión. Después vinieron más y más enmiendas durante el concilio llevando a los sacerdotes menos cautos a crear su propia liturgia haciendo una daño inmenso a la fe de todo el pueblo de Dios.

El Papa Pablo VI, el Papa Juan Pablo II y el Papa Benedicto XVI corrigieron muchos errores aquí y allá introducidos en la liturgia, pero aún hay escándalos en varios lugares, llevando a una situación en que la misa católica celebrada en algunas parroquias se parece más a la ceremonia protestante que a la MISA católica.

Mons. Lefebvre en su modo radical de separarse se precipitó e equivocó... pero Dios quiera y su aportación en la vivencia de la liturgia renueve el amor y respeto a Jesucristo Eucaristía y dé fuerza a la unidad de la Iglesia.

Oremos mucho por la Iglesia , pues sigue habiendo obispos muy dañados en su fe por aceptar muchas premisas del modernismo y carecer de una buena teología, como vimos en el ÚLTIMO SÍNODO DE LA FAMILIA y ahora, ALGUNOS DE ELLOS por la ideología de género, como aclara muy bien el Card. Robert Sarah en esta conferencia. Escúchenla, les será de gran ayuda: Cardenal Robert Sarah: la ideología de género
malemp and one more user like this.
malemp likes this.
Ana Luisa M.R likes this.