03:24

Esclavo del Señor

Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios mi Salvador, porque ha mirado la humillación de su esclava. Desde ahora me felicitarán todas las generaciones porque el Poderoso …More
Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios mi Salvador, porque ha mirado la humillación de su esclava.
Desde ahora me felicitarán todas las generaciones porque el Poderoso ha hecho obras grandes en mí. Su nombre es Santo y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación.
Él hace proezas con su brazo, dispersa a los soberbios de corazón. Derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes. A los hambrientos los colma de bienes y a los ricos despide vacíos.
Auxilia a Israel su siervo, acordándose de su santa alianza según lo había prometido a nuestros padres en favor de Abrahán y su descendencia por siempre.
Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo como era en principio ahora y siempre por los siglos de los siglos.
Amen.
Bottega
Al inicio de la carta a los Romanos, San Pablo saluda a la comunidad de Roma presentándose como "siervo de Cristo Jesús, apóstol por vocación" (Rm 1,1). Utiliza el término siervo, en griego Doulos (esclavo), que indica una relación de pertenencia total e incondicional a Jesús, el Señor, y que traduce el hebreo Ebed (Esclavo), aludiendo así a los grandes siervos que Dios eligió y llamó para una …More
Al inicio de la carta a los Romanos, San Pablo saluda a la comunidad de Roma presentándose como "siervo de Cristo Jesús, apóstol por vocación" (Rm 1,1). Utiliza el término siervo, en griego Doulos (esclavo), que indica una relación de pertenencia total e incondicional a Jesús, el Señor, y que traduce el hebreo Ebed (Esclavo), aludiendo así a los grandes siervos que Dios eligió y llamó para una misión importante y específica.
San Pablo tiene conciencia de que es "apóstol por vocación", es decir, no por auto-candidatura ni por encargo humano, sino solamente por llamada y elección divina. En su epistolario, el Apóstol de los gentiles repite muchas veces que todo en su vida es fruto de la iniciativa gratuita y misericordiosa de Dios (cf. 1Co 15,9-10 2Co 4,1 Ga 1,15). Fue escogido "para anunciar el Evangelio de Dios" (Rm 1,1), para propagar el anuncio de la gracia divina que reconcilia en Cristo al hombre con Dios, consigo mismo y con los demás. Benedicto XVI
www.clerus.org/bibliaclerusonline/es/d1d.htm
Bottega