Clicks12K

Santa Catalina Labouré: El paso de Dios por una vida, documental

Irapuato
57
Documental sobre Santa Catalina Labouré, mensajera de la Inmaculada y cofondadora de las Juventudes Marianas Vicencianas. La santa de la caridad silenciosa. En 1830 la Virgen confió a santa Catalina …More
Documental sobre Santa Catalina Labouré, mensajera de la Inmaculada y cofondadora de las Juventudes Marianas Vicencianas. La santa de la caridad silenciosa. En 1830 la Virgen confió a santa Catalina un mensaje de esperanza y de amor. La medalla milagrosa viene muy bien explicada en este documental.
Irapuato
Emma Raynal likes this.
lajm and 6 more users like this.
lajm likes this.
titogonzalez23 likes this.
John Carlos likes this.
Ana L De Laon likes this.
PazyBien2010 likes this.
Marygrace likes this.
josgarcy likes this.
Irapuato
La bandera de Europa[1] está formada por doce estrellas doradas dispuestas en círculo sobre fondo azul.[2] Diseñada por Arsène Heitz, un pintor de Estrasburgo, con el propósito manifiesto de que fuera utilizada por el mayor número de organizaciones posible, fomentando así la integración de Europa.
Inspiracion
A pesar de su teórico origen laico y neutral, tal y como fue presentada por el Preside…More
La bandera de Europa[1] está formada por doce estrellas doradas dispuestas en círculo sobre fondo azul.[2] Diseñada por Arsène Heitz, un pintor de Estrasburgo, con el propósito manifiesto de que fuera utilizada por el mayor número de organizaciones posible, fomentando así la integración de Europa.
Inspiracion
A pesar de su teórico origen laico y neutral, tal y como fue presentada por el Presidente del Consejo de Europa Liam Cosgrave el 13 de diciembre de 1955 bajo el lema de que "esta bandera no representa ni países, ni estados ni razas",[5] hay investigadores que mantienen un simbolismo católico en la bandera basándose, entre otros en los siguientes argumentos:
Tradicionalmente en innumerables representaciones de vírgenes y santos católicos, se los representa a estos coronados por doce estrellas doradas con el fondo del cielo, como las 12 estrellas doradas de la bandera sobre el fondo azul.
El propio autor del diseño, Arsène Heitz, declaró en la revista "Lourdes magazine" en julio de 2004,[6] haberse inspirado en un pasaje del Libro del Apocalipsis, capítulo 12,[7] donde "...una mujer vestida del sol, con la luna bajo sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas..." que va a dar a luz un hijo "...que regirá con vara de hierro a todas las naciones..." se enfrenta a un dragón. Así como, también afirmó haber basado su diseño en la corona duodecastelada (de doce estrellas) sobre fondo azul de la Medalla Milagrosa basada en las visiones de Catherine Labouré en la iglesia parisina de la Rue du Bac y en la que reza "conçue sans péché" (concebida sin pecado), lema de lo que posteriormente sería el dogma de la Inmaculada Concepción.
La coincidencia de fechas, puesto que el diseño de la bandera fue aprobado por el Consejo de Europa precisamente el 8 de diciembre de 1955, festividad de la Inmaculada Concepción.

El propio Robert Bichet, Vicepresidente del Consejo de Europa y uno de los tres miembros de la comisión para la elección de la bandera, manifiesta en su libro Le Drapeau de L'Europe,[5] respecto al diseño de la bandera, que "doce es el símbolo de la perfección y la plenitud". Según los defensores de la implicación católica, citando un texto de Gaetano G. Di Sales, autor de obras piadosas entre las que se encuentra "L'autre bout de la rue du bac", cuya frase completa dice "doce es el símbolo de la perfección y la plenitud, como los doce apóstoles, los doce hijos de Jacob, las doce horas del día, los doce meses del año, los doce signos del zodiaco..."
El 11 de diciembre de 1955, tres días después de la aprobación de la bandera y dos días antes de su inauguración oficial el 13 del mismo mes,[5] el propio Consejo de Europa inauguró un vitral en la catedral de Estrasburgo en honor a la Virgen coronada con la "Corona Stellarum Duodecim" o corona de doce estrellas.[8]
es.wikipedia.org/wiki/Bandera_de_Europa
Irapuato
En el año 1830, en la Casa Madre de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul, en París, Francia, la Santísima Virgen se apareció en tres oportunidades a una humilde y piadosa novicia, Sor Catalina Labouré. En las tres oportunidades, Catalina vio a la Santísima Virgen, recibió mensajes y fue tratada con amorosa y maternal atención. PRIMERA APARICIÓN: Relató la vidente de la Santísima Virgen …More
En el año 1830, en la Casa Madre de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul, en París, Francia, la Santísima Virgen se apareció en tres oportunidades a una humilde y piadosa novicia, Sor Catalina Labouré. En las tres oportunidades, Catalina vio a la Santísima Virgen, recibió mensajes y fue tratada con amorosa y maternal atención. PRIMERA APARICIÓN: Relató la vidente de la Santísima Virgen a su confesor que hacia las 11:30 horas de la noche del 18 de julio, oyó que alguien la llamaba por su nombre: "Sor Labouré, Sor Labouré ven a la capilla. Allí te espera la Santísima Virgen" Quien la llamaba era un niño pequeño y él mismo la condujo hasta la capilla. Catalina se puso a rezar y después de oír un ruido semejante al roce de un vestido de seda, vio a la Santísima Virgen sentada al lado del Altar. Catalina fue hacia Ella, cayó de rodillas apoyando sus manos en las rodillas de la Santísima Virgen y oyó una voz que le dijo: "Hija mía, Dios quiere encomendarte una misión... tendrás que sufrir, pero lo soportarás porque lo que vas a hacer será para Gloria de Dios. Serás contradecida, pero tendrás gracias. No temas". La Santísima Virgen señaló al pie del Altar y recomendó a Catalina acudir allí en los momentos de pena a desahogar su corazón pues allí, dijo, serán derramadas las gracias que grandes y chicos pidan con confianza y sencillez. SEGUNDA APARICIÓN: Esta es la aparición en que la Santísima Virgen comunica a Su vidente el mensaje que quiere transmitir. Esta aparición tiene tres momentos distintos: Dijo Catalina a su confesor que a la hora de la oración hacia las 5:30 de la tarde del 27 de Noviembre, oyó nuevamente el ruido semejante al roce de la seda y vio a la Santísima Virgen. Primer momento (La Virgen del globo): La Santísima Virgen estaba en pie, sobre la mitad de un globo aplastando con sus pies a una serpiente. Tenía un vestido cerrado de seda aurora, mangas lisas; un velo blanco le cubría la cabeza y le caía por ambos lados. En sus manos, a la altura del pecho, sostenía un globo con una pequeña cruz en su parte superior. La Santísima Virgen ofrecía ese globo al Señor, con tono suplicante. Sus dedos tenían anillos con piedras, algunas de las cuales despedían luz y otras no. La Santísima Virgen bajó la mirada. Y Catalina oyó: "Este globo que ves, representa al mundo y a cada uno en particular. Los rayos de luz son el símbolo de las gracias que obtengo para quienes me las piden. Las piedras que no arrojan rayos, son las gracias que dejan de pedirme": El globo desapareció. Segundo momento (Anverso de la medalla): Cuando el globo desapareció, las manos de la Santísima Virgen se extendieron resplandecientes de luz hacia la tierra, los haces de luz, no dejaban ver sus pies. Se formó un cuadro ovalado alrededor de la Santísima Virgen y en semicírculo, comenzando a la altura de la mano derecha, pasando sobre la cabeza de la Santísima Virgen y terminando a la altura de la mano izquierda, se leía: "OH MARÍA SIN PECADO CONCEBIDA, RUEGA POR NOSOTROS, QUE RECURRIMOS A TI" Catalina oyó una voz que le dijo: "Haz acuñar una medalla según este modelo, las personas que la lleven en el cuello recibirán grandes gracias: las gracias serán abundantes para las personas que la llevaren con confianza". Tercer momento (El reverso de la Medalla): El cuadro se dio vuelta mostrando la letra M, coronada con una cruz apoyada sobre una barra y debajo de la letra M, los Sagrados Corazones de Jesús y de María, que Catalina distinguió porque uno estaba coronado de espinas y el otro traspasado por una espada. Alrededor del monograma había doce estrellas. TERCERA APARICIÓN: En el curso del mes de diciembre del mismo año, Catalina fue favorecida con una nueva aparición, similar a la del 27 de Noviembre. También durante la oración de la tarde. Catalina recibió nuevamente la orden dada por la Santísima Virgen de hacer acuñar una medalla, según el modelo que se le había mostrado el 27 de Noviembre, y que se le mostró nuevamente en esta aparición. Quiso la Santísima Virgen que su vidente tuviera muy claros los simbolismos de su aparición, por eso insistió de una manera especial que el globo que ella tiene en sus manos, representa al mundo entero y cada persona en particular; en que los rayos de luz que arrojan las piedras de sus anillos, son las gracias que Ella consigue para las personas que se las piden, que las piedras que no arrojan rayos, son las gracias que dejan de pedirle; que el Altar es el lugar a donde deben recurrir grandes y chicos, con confianza y sencillez, a desahogar sus penas. Después de vencer Catalina todos los obstáculos y contradicciones que le había anunciado la Santísima Virgen, en el año 1832, las autoridades eclesiásticas aprobaron la acuñación de la medalla. Una vez acuñada, se difundió rápidamente. Fueron tantos y tan abundantes los milagros obtenidos a través de ella, que se la llamó, la MEDALLA que cura, la MEDALLA que salva, la MEDALLA que obra milagros, y finalmente la MEDALLA MILAGROSA. www.devocionesypromesas.com.ar/medalla_milagrosa.htm
PazyBien2010
+++