Clicks460
Mensajero Mariano
3
5. Novena a los Corazones de la Sagrada Familia de Nazaret. 1. Novena a los Corazones de la Sagrada Familia de Nazaret Primer Día Los tesoros del Sagrado Corazón de Jesús, fuente de la Salvación. Es …More
5. Novena a los Corazones de la Sagrada Familia de Nazaret.

1. Novena a los Corazones de la Sagrada Familia de Nazaret
Primer Día Los tesoros del Sagrado Corazón de Jesús, fuente de la Salvación. Es tiempo de que las familias se consagren a los Corazones Unidos de Jesús y María, para recibir su santa protección y su especial bendición y amor. www.youtube.com/watch

2. . Novena a los Corazones de la Sagrada Familia de Nazaret

El Amor es el principal signo de salvación, por la iniciativa de la misericordia del Padre, nos ha enviado a el Salvador, “Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo único, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna.
www.youtube.com/watch

3. Novena a los Corazones de la Sagrada Familia de Nazaret
Los Corazones Unidos, como Dos Lámparas, están brillando uno cerca del otro, muy resplandecientes, con mensajes muy claros de misericordia, para que todos puedan ver, a los Dos Corazones que son los dos testigos en Ap.11,1-13 y los ungidos en Zc.4,1-14. www.youtube.com/watch

4. Novena a los Corazones de la Sagrada Familia de Nazaret
Cuarto día: San José es protector de todos aquellos que aman al Sagrado Corazón de Jesús y al Inmaculado Corazón de María, que se han unido a ellos y que promueven el pronto Reinado de Dios, en la humanidad. www.youtube.com/watch
.
NOVENA A LOS CORAZONES UNIDOS DE JESÚS, JOSÉ Y MARÍA
DÍA 1. youtu.be/Swr9NxWQpEU
DÍA 2. youtu.be/0XybpKmGRYE
DÍA 3. youtu.be/AGZeoSe6eX4
DÍA 4 youtu.be/eaOW6r_FMpc
DÍA 5 youtu.be/0dYHIHRcxIQ
DÍA 6 youtu.be/Jzppn_ZAJvA
DÍA 7 youtu.be/9cTtJYeJBwA
DÍA 8 youtu.be/Ua5nIMORGVU
DÍA 9 youtu.be/VKp2LQNpDyQ
Mensajero Mariano
Quinto día: El Papa PIO XII escribe sobre el amor al Corazón de Jesús: “Beberéis aguas con gozo en las fuentes del Salvador Is12,3. Estas palabras con las que el profeta Isaías prefiguraba simbólicamente los múltiples y abundantes bienes que la era mesiánica había de traer consigo, vienen espontáneas a nuestra mente, si damos una mirada retrospectiva a los cien años pasados desde que nuestro …More
Quinto día: El Papa PIO XII escribe sobre el amor al Corazón de Jesús: “Beberéis aguas con gozo en las fuentes del Salvador Is12,3. Estas palabras con las que el profeta Isaías prefiguraba simbólicamente los múltiples y abundantes bienes que la era mesiánica había de traer consigo, vienen espontáneas a nuestra mente, si damos una mirada retrospectiva a los cien años pasados desde que nuestro predecesor, de i. m., Pío IX, correspondiendo a los deseos del orbe católico, mandó celebrar la fiesta del Sacratísimo Corazón de Jesús en la Iglesia universal. Innumerables son, en efecto, las riquezas celestiales que el culto tributado al Sagrado Corazón de Jesús infunde en las almas: las purifica, las llena de consuelos sobrenaturales y las mueve a alcanzar las virtudes todas. Por ello, recordando las palabras del apóstol Santiago: Toda dádiva buena y todo don perfecto de arriba desciende, del Padre de las luces San 1,17, razón tenemos para considerar en este culto, ya tan universal y cada vez más fervoroso, el inapreciable don que el Verbo Encarnado, nuestro Salvador divino y único Mediador de la gracia y de la verdad entre el Padre celestial y el género humano, ha concedido a la Iglesia, su mística Esposa, en el curso de los últimos siglos, en los que ella ha tenido que vencer tantas dificultades y soportar pruebas tantas. Gracias a don tan inestimable, la Iglesia puede manifestar más ampliamente su amor a su divino Fundador y cumplir más fielmente esta exhortación que, según el evangelista San Juan, profirió el mismo Jesucristo: En el último gran día de la fiesta, Jesús habiéndose puesto en pie, dijo en alta voz: «El que tiene sed, venga a mí y beba el que cree en mí». Pues, como dice la Escritura, «de su seno manarán ríos de agua viva». Y esto lo dijo El del Espíritu que habían de recibir los que creyeran en El(3). Los que escuchaban estas palabras de Jesús, con la promesa de que habían de manar de su seno ríos de agua viva, fácilmente las relacionaban con los vaticinios de Isaías, Ezequiel y Zacarías, en los que se -profetizaba el Reino mesiánico, y también con la simbólica piedra, de la que, golpeada por Moisés, milagrosamente hubo de brotar aguacorazones.org/doc/haurietis_aquas.htm( Cf.Is 12,3;Ez 47,1-12;Zac 13,1;Ex 17). La caridad divina tiene su primer origen en el Espíritu Santo, que es el Amor personal del Padre y del Hijo, en el seno de la augusta Trinidad. Con toda razón, pues, el Apóstol de las Gentes, como haciéndose eco de las palabras de Jesucristo, atribuye a este Espíritu de Amor la efusión de la caridad en las almas de los creyentes: La caridad de Dios ha sido derramada en nuestros corazones por el Espíritu Santo, que nos ha sido dado(5). Este tan estrecho vínculo que, según la Sagrada Escritura, existe entre el Espíritu Santo, que es Amor por esencia, y la caridad divina que debe encenderse cada vez más en el alma de los fieles, nos revela a todos en modo admirable, venerables hermanos, la íntima naturaleza del culto que se ha de atribuir al Sacratísimo Corazón de Jesucristo. En efecto, manifiesto es que este culto, si consideramos su naturaleza peculiar, es el acto de religión por excelencia, esto es, una plena y absoluta voluntad de entregarnos y consagramos al amor del Divino Redentor, cuya señal y símbolo más viviente es su Corazón traspasado. E igualmente claro es, y en un sentido aún más profundo, que este culto exige ante todo que nuestro amor corresponda al Amor divino. Pues sólo por la caridad se logra que los corazones de los hombres se sometan plena y perfectamente al dominio de Dios, cuando los afectos de nuestro corazón se ajustan a la divina voluntad de tal suerte que se hacen casi una cosa con ella, como está escrito: Quien al Señor se adhiere, un espíritu es con El(6)”. Textual de Encilica HAURIETIS AQUAS Nun 1 y 2.
Pío XII escribe aquí páginas muy bellas en la contemplación del amor de Jesucristo, manifestado en los diversos misterios de su vida terrena pasada y de su vida actualmente celestial: en él se nos revela el amor que nos tiene la Santísima Trinidad (17-24). Afirma la gozosa necesidad de darle culto, pues ese Corazón sagrado, «al ser tan íntimo participante de la vida del Verbo Encarnado... es el símbolo legítimo de aquella inmensa caridad que movió a nuestro Salvador» a dar su sangre por nosotros (21). Nosotros hemos de adorar el Corazón de Jesús, porque es «el símbolo natural, el más expresivo, de aquel amor inagotable que nuestro Divino Redentor siente aun hoy hacia el género humano» (24). Queda claro, por todo ello, que necesariamente el culto al Corazón de Cristo «termina en la persona misma del Verbo Encarnado» (28). Pio XII define con toda precisión teológica el sentido exacto del culto al Corazón de Cristo, que «se identifica sustancialmente con el culto al amor divino y humano del Verbo Encarnado, y también con el culto al amor mismo con que el Padre y el Espíritu Santo aman a los hombres pecadores» (25). Por eso mismo, «el culto al Sagrado Corazón se considera, en la práctica, como la más completa profesión de la religión cristiana» (29),y ha de considerarse «la devoción al Sagrado Corazón de Jesús como escuela eficacísima de la caridad divina» (36). “Símbolo del triple amor de Cristo: Luego, con toda razón, es considerado el corazón del Verbo Encarnado como signo y principal símbolo del triple amor con que el divino Redentor ama continuamente al Eterno Padre y a todos los hombres. Es, ante todo, símbolo del divino amor que en El es común con el Padre y el Espíritu Santo, y que sólo en El, como Verbo Encarnado, se manifiesta por medio del caduco Y frágil velo del cuerpo humano, ya que en El habita toda la plenitud de la Divinidad corporalmente(52). Además, el Corazón de Cristo es símbolo de la ardentísima caridad que, infundida en su alma, constituye la preciosa dote de su voluntad humana y cuyos actos son dirigidos e iluminados por una doble y perfectísima ciencia, la beatífica y la infusa(53). Finalmente, y esto en modo más natural y directo, el Corazón de Jesús es símbolo de su amor sensible, pues el Cuerpo de Jesucristo, plasmado en el seno castísimo de la Virgen María por obra del Espíritu Santo, supera en perfección, y, por ende, en capacidad perceptiva a todos los demás cuerpos humanos(54). Aleccionados, pues, por los Sagrados Textos y por los Símbolos de la fe sobre la perfecta consonancia y armonía que reina en el alma santísima de Jesucristo y sobre cómo El dirigió al fin de la Redención las manifestaciones todas de su triple amor, podemos ya con toda seguridad contemplar y venerar en el Corazón del Divino Redentor la imagen elocuente de su caridad y la prueba de haberse ya cumplido nuestra Redención, y como una mística escala para subir al abrazo de Dios nuestro Salvador(55). Por eso, en las palabras, en los actos, en la enseñanza, en los milagros y especialmente en las obras que más claramente expresan su amor hacia nosotros- como la institución de la divina Eucaristía, su dolorosa pasión y muerte, la benigna donación de su Santísima Madre, la fundación de la Iglesia para provecho nuestro y, finalmente, la misión del Espíritu Santo sobre los Apóstoles y sobre nosotros-, en todas estas obras, decimos Nos, hemos de admirar otras tantas pruebas de su triple amor, y meditar los latidos de su Corazón, con los cuales quiso medir los instantes de su terrenal peregrinación hasta el momento supremo, en el que, como atestiguan los Evangelistas, Jesús, luego de haber clamado de nuevo con gran voz, dijo: «Todo está consumado». E inclinando la cabeza, entregó su espíritu(56). Sólo entonces su Corazón se paró y dejó de latir, y su amor sensible permaneció como en suspenso, hasta que, triunfando de la muerte, se levantó del sepulcro. Después que su Cuerpo, revestido del estado de la gloria sempiterna, se unió nuevamente al alma del Divino Redentor victorioso ya de la muerte, su Corazón sacratísimo no ha dejado nunca ni dejará de palpitar con imperturbable y plácido latido, ni cesará tampoco de demostrar el triple amor con que el Hijo de Dios se une a su Padre eterno y a la humanidad entera, de la que con pleno derecho es Cabeza mística”. Textual de Encilica HAURIETIS AQUAS Números 15 y 16.
Con el Papa Francisco
PRAYER TO THE UNITED HEARTS OF THE HOLY FAMILY OF NAZARETH

Powerful Protection and Salvation Novena to the Sacred Heart of Jesus, chaste Heart of San José and the Immaculate Heart of Mary ...
Love is the main sign of salvation, by the initiative of the Father's mercy, we have sent to El Salvador, ...
PRAYERS TO THE UNITED HEARTS OF JESUS AND MARY JOSEPH
DAY 1. youtu.be/Swr9NxWQpE…More
PRAYER TO THE UNITED HEARTS OF THE HOLY FAMILY OF NAZARETH

Powerful Protection and Salvation Novena to the Sacred Heart of Jesus, chaste Heart of San José and the Immaculate Heart of Mary ...
Love is the main sign of salvation, by the initiative of the Father's mercy, we have sent to El Salvador, ...
PRAYERS TO THE UNITED HEARTS OF JESUS AND MARY JOSEPH
DAY 1. youtu.be/Swr9NxWQpEU
DAY 2. youtu.be/0XybpKmGRYE
DAY 3. youtu.be/AGZeoSe6eX4
DAY 4 youtu.be/eaOW6r_FMpc
Day 5 youtu.be/0dYHIHRcxIQ
DAY 6 youtu.be/Jzppn_ZAJvA
DAY 7 youtu.be/9cTtJYeJBwA
DAY 8 youtu.be/Ua5nIMORGVU
DAY 9 youtu.be/VKp2LQNpDyQ