15:04
EDGARIUS
46
27 Marzo 2018-Martes Santo-Jn 13, 21-33. 36-38-Si Dios lo quiere. EVANGELIO DEL MARTES SANTO, 27 DE MARZO 2018-CICLO B: Jn 13, 21-33. 36-38: «SI DIOS LO QUIERE». Yo escuché estas palabras de una …More
27 Marzo 2018-Martes Santo-Jn 13, 21-33. 36-38-Si Dios lo quiere.

EVANGELIO DEL MARTES SANTO, 27 DE MARZO 2018-CICLO B: Jn 13, 21-33. 36-38: «SI DIOS LO QUIERE». Yo escuché estas palabras de una jovencita que me dio una lección en mi vida. Su mamá me había invitado a cenar y ella me estaba recordando el día. Yo le di las gracias y le respondí: "Nos vemos el miércoles". Pero se me olvidó añadir como normalmente suelo hacer: "Nos vemos si Dios quiere", Y ella respondió del otro lado del teléfono: "Nos vemos si Dios quiere". El Evangelio de hoy empieza haciéndonos ver que JESÚS SE CONMOVIÓ PROFUNDAMENTE ANTE LA TRAICIÓN. No era para menos que se conmoviera, cuando tantas oportunidades había dado a Judas, para rescatarlo, para acercarlo a gozar del amor. Tanto lo amó, que precisamente le dio la responsabilidad de llevar la bolsa, de administrar. Pero, la avaricia, el afán por las cosas materiales volvió ciego el corazón de Judas. ¡Cuántas veces nosotros recibimos infinitos dones de Jesús y abusamos del uso de ellos! Lo que recibimos con amor terminamos usándolo para ir contra el amor. Ése es el misterio de la libertad del hombre. El Evangelio también nos refleja que LA TRAICIÓN SORPRENDIÓ A TODOS LOS DISCÍPULOS. Tan perplejos se quedaron todos los discípulos ante el comentario de Jesús: "Uno de ustedes me va a entregar", que en seguida se inquietaron por saber quién era. Tampoco era para menos. Pero, me sorprende el amor de Jesús que sigue sin parar ofreciendo su cariño a Judas, mientras guarda el cuidado de no ponerlo en evidencia ante sus compañeros. Lo respeta y nadie se da por enterado de quién es el traidor. Así es Jesús, incansable en la búsqueda de rescatar hasta el último momento a la oveja descarriada. Al final, todos en su generosidad y más PEDRO PROMETE FIDELIDAD. Jesús no niega su generosidad ni su amor, pero va detrás de Pedro con gran ternura para advertirle que se puede ser igualmente traidor, cuando se camina sólo sobre las propias fuerzas. Jesús quiere hacernos ver que no se es fiel porque se promete, ni se pretende tener las fuerzas para ello. Jesús le hace ver a Pedro y a nosotros también, de alguna manera, que las traiciones no se improvisan. Se van fraguando lentamente cuando lentamente se va dando cabida a las pasiones, lo mismo de vanidad, que de avaricia. ¡Un alerta, pues nos lanza Jesús, que con paciente amor acepta a todos sus discípulos, porque es lo que Dios quiere para Él y para la misión! Y Jesús se MUESTRA GRANDE, como lo que es, el ROSTRO DE DIOS EN LA TIERRA, haciendo siempre la Voluntad de su Padre y aceptando la personalidad y traición de sus discípulos en sus diferentes maneras. Al fin y al cabo, lo que Jesús termina diciendo: "Si Papá Dios lo quiere". Él es el primero que nos muestra que los caminos de Dios siempre son los mejores, sus ondas son las más dignas de tener en cuenta y de agarrarlas... Ojalá --es mi deseo para todos- sintonicemos las ondas de Jesús, y hagamos siempre lo que Dios quiere, para que Dios termine dándonos su abrazo por toda la eternidad. Un abrazo en el Señor y rezo por todos ustedes. Recuerden que no me toca salvarme solo, sino con todos ustedes, que Dios me dio para cuidar. ¡Bendiciones mías y de Papá Dios, P. Salvador Gómez, L.C. PONGO MI LINK DE FACEBOOK, por si alguno quiere hacer algún comentario o quiere contactarme: www.facebook.com/FRSGG/