Clicks512
Ana Luisa M.R
3

El Vaticano ya tiene su selección de cricket y está lista para derrotar a la selección anglicana

Casi 500 años después del cisma provocado por Enrique VIII entre Canterbury y Roma, la iglesia anglicana y la católica vuelven a "desafiarse".

En este caso se trata de algo inusual: un partido de cricket entre el Anglican XI y el Vatican XI, primer equipo de cricket del Vaticano.

Este miércoles el Papa Francisco dio su bendición a los jugadores de la selección católica. En su mayor parte son seminaristas originarios de India, Paquistán y Sri Lanka, países donde el cricket es deporte nacional.

El pontífice ha firmado una de las mazas, que al finalizar la competición, será subastada para beneficencia en eBay.

El tour se iniciará el viernes 12 de septiembre y verá al Vatican XI, enfrentarse con otros 4 equipos, antes de desafiar al Anglican XI en Canterbury, el 19 de septiembre.

Lo recaudado en estos históricos partidos se destinará a la campaña conjunta católica y anglicana contra el tráfico de seres humanos.

La intuición de formar un equipo de cricket "del Papa" nació en 2012, bajo la iniciativa de John Mc Carthy, embajador de Australia junto a la Santa Sede.

Antes de llegar a Roma era miembro del concejo de administración del Sydney Cricket Ground: ahí nació la idea de ver si alguno podría estar interesado en jugar.

En octubre de 2013 nace así el St. Peter´s Cricket Club, hoy se llama Vatican XI. El padre Eamonn O´Higgins, director espiritual y manager del equipo cuenta: "El embajador Mc Carthy sugirió también la posibilidad de enfrentar a los anglicanos en un partido, para reforzar las relaciones ecuménicas entre nuestras Iglesias y expresar el apoyo a la campaña conjunta para erradicar la esclavitud moderna y el tráfico humano. El arzobispo de Canterbury aceptó nuestra propuesta en diciembre del 2013".

Para subrayar el valor ecuménico de este desafío deportivo, antes del partido los dos equipos rezarán juntos en la catedral de Canterbury, recordando los santos comunes a ambas tradiciones y a los tantos cristianos que han glorificado a Dios con sus testimonios.

"Vamos allí para ganarles- admite el padre Jery Njaliath, sacerdote de 36 años, originario de Kerala, la zona más católica de la India- y jugar con nuestras máximas posibilidades".

El capitán del equipo inglés el padre Anthony Currer, 41 años, admite bromeando: "normalmente trato de ir de acuerdo con los anglicanos, no de ganarles. Si uno de los muchachos debiese recibir una pelota en la cara, ¡espero que esto no arruine decenios de buenas relaciones!".
Enzo de la Virgen
El Vaticano da a conocer el Programa de la Invocación por la Paz

¿CÓMO SERÁ LA “INVOCACIÓN A LA PAZ” ENTRE JUDÍOS, CRISTIANOS Y MUSULMANES? ¿A CUÁL 'DIOS' INVOCARÁN?.- Este viernes se conoció el itinerario que cumplirán los presidentes de Israel y Palestina, Shimon Peres y Mahmud Abbas, además del Patriarca Ecuménico Bartolomé, que han sido invitados por el Papa Francisco, a orar por …More
El Vaticano da a conocer el Programa de la Invocación por la Paz

¿CÓMO SERÁ LA “INVOCACIÓN A LA PAZ” ENTRE JUDÍOS, CRISTIANOS Y MUSULMANES? ¿A CUÁL 'DIOS' INVOCARÁN?.- Este viernes se conoció el itinerario que cumplirán los presidentes de Israel y Palestina, Shimon Peres y Mahmud Abbas, además del Patriarca Ecuménico Bartolomé, que han sido invitados por el Papa Francisco, a orar por la paz. El final contempla “plantar un olivo, símbolo de la paz”. ¡Que crezca y de muchos frutos!

Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic

Ciudad del Vaticano, 6 junio de 2014.-
El padre Pierbattista Pizzaballa, Custodio de Tierra Santa, y el jesuita Federico Lombardi, director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede explicaron este viernes cómo se desarrollará la “Invocación por la paz”, la iniciativa a la que el Papa Francisco ha invitado a los presidentes de Israel y Palestina, Shimon Peres y Mahmud Abbas, el próximo domingo en el Vaticano.

El Servicio Informativo del Vaticano (VIS) informó que Peres y Abbas llegarán al Vaticano a breve distancia uno del otro (a las 18,15 el primero, y a las 18,30 el segundo), serán recibido por el Papa en la entrada de la Casa de Santa Marta y hablará brevemente con cada uno de ellos.

Padre jesuita Federico Lombardi, vocero del Vaticano.
“Una vez en Santa Marta se unirá a los presidentes y al Santo Padre el Patriarca Ecuménico Bartolomé y desde allí los cuatro irán en automóvil hasta los Jardines Vaticanos donde tendrá lugar la celebración que comenzará con una apertura musical y con la explicación, en inglés, de la modalidad de la misma. Se seguirá el orden cronológico de las tres religiones: judaísmo, cristianismo, islam”.

Hacia las 19,00 horas comenzará la comunidad judía en lengua hebrea con una oración (creación), un breve intervalo musical, una oración de petición de perdón seguida por otra pieza musical, una plegaria de invocación por la paz y, al final, una meditación musical. Acto seguido, la “comunidad cristiana seguirá el mismo esquema pero la primera oración será en inglés, la segunda en italiano y la tercera en árabe”. Al final “la comunidad musulmana procederá como las anteriores utilizando la lengua árabe”.

Posteriormente, un lector, en inglés, introducirá “el último paso de la celebración que comenzará con la intervención del Papa Francisco invocando la paz”. Luego, el Santo Padre invitará a cada uno de los dos presidentes a formular la propia invocación. Así lo hará Shimon Peres seguido de Mahmud Abbas.

“Con un gesto de paz, en el que participará también, el Patriarca Bartolomé, todos se darán la mano y después el Papa los acompañará a plantar un olivo, símbolo de la paz”, dice la nota informativa de VIS.

Terminada la celebración los cuatro permanecerán uno al lado del otro mientras las delegaciones pasan a saludarlos. A continuación el Santo Padre, los dos Presidentes y el Patriarca irán a la Casina de Pío IV para hablar en privado.

Por último, Shimon Peres y Mahmud Abbas dejarán el Vaticano mientras el Papa Francisco y el Patriarca Bartolomé volverán a la Casa de Santa Marta.
Isa84
Yo voy a estar ahí, apoyando.
Germen
SUERTE...
"Vamos allí para ganarles- admite el padre Jery Njaliath, sacerdote de 36 años, originario de Kerala, la zona más católica de la India- y jugar con nuestras máximas posibilidades".