OFM
OFM

Santa Isabel de la Trinidad - 8 noviembre

“Me parece que mi misión en el cielo consistirá en atraer las almas al recogimiento interior. La auténtica unión divina no está en las dulzuras espirituales sino en el desprendimiento y en el dolor. La Virgen me parece más imitable que cualquier santa. Su vida era tan sencilla...”
OFM

Santa Isabel de la Trinidad - 8 noviembre

"Cuando te aconsejo la oración, no se trata de imponerse una cantidad de oraciones vocales para rezarlas diariamente. Hablo, más bien, de esa elevación del alma a Dios a través de todas las cosas que nos constituye en una especie de comunión ininterrumpida con la Santísima Trinidad, obrando con sencillez a la luz de su mirada". EP 202.
OFM

Santa Isabel de la Trinidad - 8 noviembre

✍️
OFM

XXIII Aniversario de los Mártires Maristas de Bugobe (Congo-Zaire) - 31-10-1996

El mártir nos ayuda a descubrir el gran valor del testimonio dado a Cristo al donar por entero la vida. Es un don que puede ser pedido a algunos en un instante, pero que se nos pide a todos día tras día, hora tras hora. Como decía s. Ambrosio, refiriéndose a su tiempo, cuando ya las persecuciones exteriores habían acabado: "¡Cuántos hoy son mártires en secreto y dan testimonio al Señor Jesús!" (…More
El mártir nos ayuda a descubrir el gran valor del testimonio dado a Cristo al donar por entero la vida. Es un don que puede ser pedido a algunos en un instante, pero que se nos pide a todos día tras día, hora tras hora. Como decía s. Ambrosio, refiriéndose a su tiempo, cuando ya las persecuciones exteriores habían acabado: "¡Cuántos hoy son mártires en secreto y dan testimonio al Señor Jesús!" (Comentario al Salmo 118).
OFM

XXIII Aniversario de los Mártires Maristas de Bugobe (Congo-Zaire) - 31-10-1996

Para comprender mejor que la muerte de los mártires es semilla de cristianos, es bueno recordar que, en la parábola de la semilla, "la semilla es la palabra de Dios", es decir, no solo sus palabras reveladas, sino sobre todo la Palabra, con mayúscula, el Hijo que el Padre ha enviado y que el Espíritu Santo hace brotar en el corazón del cristiano, identificándolo con Cristo. Por eso, en su muerte …More
Para comprender mejor que la muerte de los mártires es semilla de cristianos, es bueno recordar que, en la parábola de la semilla, "la semilla es la palabra de Dios", es decir, no solo sus palabras reveladas, sino sobre todo la Palabra, con mayúscula, el Hijo que el Padre ha enviado y que el Espíritu Santo hace brotar en el corazón del cristiano, identificándolo con Cristo. Por eso, en su muerte testimonial, el mártir se identifica con Cristo. Pero también el Espíritu actúa en los corazones de quienes acogen el testimonio del mártir, que se vuelve así particularmente elocuente. Como dice el prefacio de los santos mártires: "Han atestiguado con su sangre tus prodigios".
OFM

Primer invidente ordenado sacerdote va a Fátima

“Fátima siempre ha sido un lugar privilegiado para mí desde que era niño y, en este importante momento de mi vida, también quería poner mi ministerio en manos de la Virgen María, porque sé que con Ella puedo estar unido más fácilmente a Jesús”.
OFM

Lo que hizo decir al ángel: “Dios te salve, María”

OFM

Lo que hizo decir al ángel: “Dios te salve, María”

OFM

Lo que hizo decir al ángel: “Dios te salve, María”

La Basílica Patriarcal de Santa María de los Ángeles en la Porciúncula encierra, entre las blancas paredes del templo del siglo XVI, la venerable iglesita de la Porciúncula, lugar de la vida evangélica y fraterna de Francisco y de la primera generación franciscana, y lugar santo en el que Francisco, la tarde del 3 de octubre de 1226, «cumplidos en él todos los misterios de Cristo, acogió a la …More
La Basílica Patriarcal de Santa María de los Ángeles en la Porciúncula encierra, entre las blancas paredes del templo del siglo XVI, la venerable iglesita de la Porciúncula, lugar de la vida evangélica y fraterna de Francisco y de la primera generación franciscana, y lugar santo en el que Francisco, la tarde del 3 de octubre de 1226, «cumplidos en él todos los misterios de Cristo, acogió a la hermana muerte cantando». El templo dedicado a la Reina de los Ángeles, la «Dama pobre» de la Porciúncula, que guio maternalmente a Francisco y a los hermanos de la naciente comunidad, es custodiado con celosa ternura por los Hermanos Menores Franciscanos. En la Porciúncula estamos verdaderamente en la fuente del franciscanismo, en la limpia fuente del Perdón de Asís y de la misericordia de Dios.
OFM

Papa Francisco: La compasión es también el lenguaje de Dios

Paz y bien.
OFM

Papa Francisco: La compasión es también el lenguaje de Dios

La compasión nos lleva por el camino de la “verdadera justicia”, salvándonos así de cerrarnos en nosotros mismos.
OFM

Papa Francisco: La compasión es también el lenguaje de Dios

La compasión “no es un sentimiento de pena”, que se siente, por ejemplo, cuando se ve morir un perro por la calle: “pobrecito, qué pena”, observa Francisco. Sino que es “implicarse en el problema de los demás, es jugarse la vida”.
OFM

Pueblo de Dios - El legado de Aita Menni

✍️ ✍️
OFM

Natividad de la Santísima Virgen María – 8 septiembre

¡Qué dulce es, María, gozar de tu amor!
¡Qué hermoso y qué tierno tu gran Corazón!
✍️ ✍️
OFM

Natividad de la Santísima Virgen María – 8 septiembre

OCHO “MENTIRAS” DE MI MAMÁ POR AMOR A SU HIJOS

Esta historia comienza cuando era niño… nací pobre.

1.- A menudo no teníamos suficiente qué comer.
Cuando teníamos algún alimento, Mamá solía darme su porción de arroz.
Mientras pasaba su arroz a mi tazón, solía decir:
“Cómete este arroz, hijo, yo no tengo hambre”.
Aquella fue la primera mentira de Mamá.

2.- Al crecer, Mamá renunció a su …More
OCHO “MENTIRAS” DE MI MAMÁ POR AMOR A SU HIJOS

Esta historia comienza cuando era niño… nací pobre.

1.- A menudo no teníamos suficiente qué comer.
Cuando teníamos algún alimento, Mamá solía darme su porción de arroz.
Mientras pasaba su arroz a mi tazón, solía decir:
“Cómete este arroz, hijo, yo no tengo hambre”.
Aquella fue la primera mentira de Mamá.

2.- Al crecer, Mamá renunció a su tiempo libre para pescar en un río cercano a nuestra casa; ella esperaba que de los peces que pescase, me podría dar un alimento más nutritivo para mi crecimiento.
Una vez, cuando sólo había pescado dos peces, hizo sopa de pescado.
Mientras tomaba la sopa, Mamá se sentó a mi lado y comió lo que quedaba en el hueso del pez que me había comido; mi corazón se estremeció al verla.
Una vez que le pasé el otro pescado, lo rehusó y dijo:
“Cómete el pescado, hijo, a mí en realidad no me gusta el pescado”.
Esa fue la segunda mentira de Mamá.

3.- Cuando, para poder pagar mi educación, Mamá fue a una fábrica de fósforos para traer a casa algunas cajetillas usadas, las que llenaba con cerillas nuevas.
Esto la ayudaba a ganar algún dinero para cubrir nuestras necesidades.
Una noche invernal me desperté y hallé a Mamá llenando las cajetillas a la luz de una vela.
Así que le dije: “Mamá, vete a dormir; es tarde, puedes seguir trabajando mañana en la mañana”.
Mamá sonrió y dijo: “Vete a dormir, hijo, no estoy cansada”.
Esa fue la tercera mentira de Mamá.

4.- Cuando tuve que hacer mi examen final, Mamá me acompañó.
Después del amanecer, ella me esperó por horas en el calor del día.
Cuando sonó la campana, corrí a encontrarme con ella…
Mamá me abrazó y me dio un vaso de té que había preparado un termo.
El té no era tan fuerte como el amor de Mamá.
Viéndola cubierta de sudor, de una vez le pasé mi vaso y le pedí que tomase también.
Mamá dijo: “Toma tú, hijo, que yo no tengo sed.”
Esa fue la cuarta mentira de Mamá.

5.- Tras la muerte de Papá, Mamá tuvo que desempeñar el papel de ambos.
Mantuvo su empleo anterior; tenía que satisfacer sola nuestras necesidades.
Nuestra vida familiar se tornó más complicada, pasábamos hambre.
Viendo empeorar nuestra condición familiar, mi bondadoso tío, quien vivía cerca a nuestra casa, vino a ayudarnos a resolver nuestros problemas grandes y pequeños.
Nuestros otros vecinos vieron que estábamos en pobreza por lo que aconsejaban a Mamá que se volviera a casar.
Pero ella rehusó casarse de nuevo diciendo: “No necesito amor”.
Esa fue la quinta mentira de Mamá.

6.- Al terminar mis estudios y obtener un empleo, llegó el tiempo para que mi anciana madre se jubilase pero ella siguió yendo al mercado cada mañana para vender algunos vegetales.
Yo le seguía enviando dinero pero ella era persistente y aún me enviaba de vuelta el dinero diciendo:
“Tengo suficiente”.
Esa fue la sexta mentira de Mamá.

7.- Seguí mis estudios de maestría a tiempo parcial.
Financiado por la corporación estadounidenses para la cual trabajaba, tuve éxito en mis estudios.
Con un gran aumento en mi salario, decidí traer a Mamá a disfrutar la vida en los Estados Unidos pero ella no quiso molestar a su hijo.
Me dijo: “No estoy acostumbrada a vivir por lo alto”.
Esa fue la séptima mentira de Mamá.

8.- En su vejez, Mamá fue atacada por el cáncer y tuvo que ser hospitalizada.
Como ahora vivía al otro lado del océano, fui a casa a ver a Mamá, quien se hallaba encamada tras una operación.
Mamá intentó sonreír pero yo estaba quebrantado por verla tan delgada y frágil.
Pero Mamá dijo: “No llores, hijo, no me duele”.
Esa fue la octava mentira de Mamá… y diciéndola, falleció.
Creo que no exagero si creo que también sería aplicable en muchos casos, al progenitor masculino.
Lo cierto es que el autor del pensamiento nos presenta, dentro de un contexto de mucha necesidad de su niñez, los “pecados” de su progenitora… que más justamente deberíamos llamar sus “sacrificios”. Creo que cada uno de ustedes podrá identificar y atribuir algunas de estas “mentiras” a sus madres/padres y tal vez sería lo más adecuado que pudiésemos honrarles ahora que están vivos… Adelante y que el Señor les bendiga.

¡PAZ Y BIEN, HERMANOS Y HERMANAS EN CRISTO!
OFM

Natividad de la Santísima Virgen María – 8 septiembre

"Santa Virgen María, no ha nacido en el mundo entre las mujeres ninguna semejante a ti, hija y esclava del altísimo y sumo Rey, Padre celestial, madre de nuestro santísimo Señor Jesucristo, esposa del Espíritu Santo: ruega por nosotros, con san Miguel arcángel y con todas las virtudes del cielo y con todos los santos, ante su santísimo Hijo amado, Señor y Maestro".
OFM

Natividad de la Santísima Virgen María – 8 septiembre

Francisco amaba de manera particular aquel lugar, lo amaba "más que todos los demás lugares del mundo. Aquí, en efecto, conoció la humildad de los comienzos, aquí progresó en las virtudes, aquí alcanzó felizmente la meta. En el momento de la muerte recomendó este lugar a los frailes, como el más querido de la Virgen" (Ibid.), "porque quería que la Orden de los Menores creciera y se desarrollara, …More
Francisco amaba de manera particular aquel lugar, lo amaba "más que todos los demás lugares del mundo. Aquí, en efecto, conoció la humildad de los comienzos, aquí progresó en las virtudes, aquí alcanzó felizmente la meta. En el momento de la muerte recomendó este lugar a los frailes, como el más querido de la Virgen" (Ibid.), "porque quería que la Orden de los Menores creciera y se desarrollara, bajo la protección de la Madre de Dios, allí donde, por méritos de ella, había tenido su origen" (L.Mayor, III,5). El autor de la vida de S. Clara añade: "Este es aquel lugar famoso donde dió comienzo el nuevo ejército de los pobres, guiado por Francisco, de modo que apareció claramente que fue la Madre de la Misericordia la que dio a luz en su morada a una y otra Orden" (L. S.Clara, 8).