Mi FE está frustrada
Siempre me pareció directo, franco y valiente nombrando al enemigo sin complejos. La palabra de Dios nunca puede ser cambiada ni una letra por cualquier hombre.
maria cristina gil
Dios Padre, Hijo y Espiritu Santo bendiga este Santo Sacerdote, y a quienes lo escuchemos se nos dè el don de discernir. Amèn.