es.news
2651

El último marxista: Francisco quiere una “revolución permanente”

Jean-Marie Guénois ofrece el 9 de octubre en el sitio web LeFigaro.fr un resumen del estado de situación en el Vaticano.

- El Dicasterio para el Desarrollo Humano (cardenal Czerny) y el Sínodo de los Obispos (cardenal Grech) han creado su propio servicio de comunicación pasando por encima de la oficina de prensa de la Santa Sede. Sin embargo, sus boletines son inútiles y no contienen información real.

- En el Vaticano se respira un ambiente de “fin de imperio” que incluye una forma de febrilidad nunca antes observada en las últimas tres décadas.

- Los cardenales son obviados en su rol de consultores, el autoritarismo de Francisco está debilitando a la Curia, el eslogan de la “sinodalidad” sólo tiene fines propagandísticos.

- El poder de Francisco está reforzado, el rol de los obispos se minimiza, los obispos diocesanos pierden su autoridad y desaparece la “colegialidad”.

- Hay riesgos de divisiones muy graves, ya que el “centralismo católico”, criticable en muchos aspectos, era uno de los puntos fuertes de la Iglesia católica.

- Francisco quiere una Iglesia en estado sinodal permanente en todas partes y a todos los niveles [= Revolución Permanente].

Imagen: © michael_swan, Flickr, CC BY-ND, #newsYrlhhvvzdg

carlos roberto maraveles perez
y viceversa.
ALEJANDRO JAVIER BURGALAT
falso papa = bergoglio