Yugo
1396
von pepe
¿Porqué citan a Eisenhower haciédose el humanitario si es culpable del genocidio de 1.1 millones de prisioneros por inanición al final de la ww2 ?
Yugo
MENSAJE DE LA MADRE A ROSARIO ARENILLAS
CRUZ BLANCA, 18 de Junio de 1988


Rosario:– Madre, Madre... Madre, qué alegría volver a verTe Madre mía...
Madre:– No quisiera hijitos Míos, que se marchitaran ustedes como se marchitarán estas flores que Me habéis entregado y que Yo con tanto amor he bendecido.
Estas plantas muy pronto quedarán marchitadas, pero Yo quisiera que ustedes tomaran vida,…More
MENSAJE DE LA MADRE A ROSARIO ARENILLAS
CRUZ BLANCA, 18 de Junio de 1988


Rosario:– Madre, Madre... Madre, qué alegría volver a verTe Madre mía...
Madre:– No quisiera hijitos Míos, que se marchitaran ustedes como se marchitarán estas flores que Me habéis entregado y que Yo con tanto amor he bendecido.
Estas plantas muy pronto quedarán marchitadas, pero Yo quisiera que ustedes tomaran vida, cada día más... cada día más, y que fueran ustedes resucitando delante de Mí y sintieran ustedes en su carne que ustedes pertenecen a Mí... pero están ustedes tan abocados a la tierra que no sabéis a quien pertenecéis, hijitos Míos.
¿Para qué, para qué sirve el ir al manantial por agua y no beber de esa agua?
VENID A MI DIVINO HIJO Y A MÍ... VENID A MI DIVINO HIJO Y BEBED DE ÉL.
No es un pasatiempo... no recorrer tantas veces el camino para nada... ¡bebed, bebed!

Solamente con ir y venir, sin beber, no encontrareis nada.
TENEIS QUE VENIR A ESTE SAGRADO LUGAR, PERO TENEIS QUE SABER PARA QUE VIENEN USTEDES.
No quiero que pasen ustedes el tiempo esperando a que caiga el fruto... EL FRUTO SOIS VOSOTROS, Y POR TANTO NO PODEIS DEJAR QUE UN DIA RUEDEN USTEDES POR EL SUELO.
Cada día tenéis que estar más seguros de saber a qué ARBOL pertenecéis, porque ESE ARBOL AL QUE VOSOTROS PERTENECEIS, ES MI DIVINO HIJO.
NUNCA, NUNCA APARTAROS DE ÉL... NUNCA... POR MUY MADUROS QUE CREAIS QUE ESTAIS.
MI HIJO NUNCA OS ABANDONARA.
Mi Hijo lo único que le pide al hombre es que no se "difumine" (desvanezca) delante de Él... que cada día se sienta más seguro, mucho más seguro de que MI DIVINO HIJO ESTA A SU LADO, que no lo dude ni un momento, porque en el momento en que el hombre dude de que MI HIJO está a su lado, entonces el enemigo está ganando tiempo.
No dejaros ni un momento confundir por él, pues si permaneces con Mi Hijo, nada, nada, nada hará que ustedes pierdan de cuanto Mi Hijo les ha dado.

Lo que Mi Hijo les ha dado, eso es sagrado... muy sagrado, lo mismo que lo que ustedes le habéis dado a Mi Hijo
No importa la manera cómo se lo habéis dado, porque Mi Hijo todo lo va limpiando y dejándolo en pureza para entregarlo al Padre.
Mi Hijo no entrega suciedad al Padre.
Vosotros hijitos Míos, Yo quiero que Me entreguéis todo aquello que queráis, lo que quiera que sea, porque YO LO ENTREGARE A MI HIJO Y MI HIJO LO ENTREGARA AL PADRE.
Pero no entregarMe cosas de la tierra que no pueden llegar al Padre.
No arrepentiros nunca, nunca, de haber dedicado unos momentos a Mi Hijo, porque esos momentos son muy importantes para Mí... son tan importantes, tan importantes...
Sé que vosotros hijitos Míos Me amáis, sé que Me amáis.
SIENTO EL AMOR DE TODOS EN MI CORAZON INMACULADO.

Aunque ustedes no se comprendan en la tierra, porque solamente Mi Hijo comprende perfectamente al hombre, pero cada uno de vosotros lentamente va buscando el CAMINO, pero Yo no quisiera que buscaran ustedes el CAMINO solamente para vosotros, sino que lo buscarais también para tantos hermanos vuestros, tantos, que no encuentran el CAMINO PARA VENIR A MÍ.
Es lo más importante que podéis hacer por vuestros hermanos.
Es lo más importante que podéis entregar a vuestros hermanos.
Guardad ese CAMINO, no para vosotros solos, sino para otros, porque otros pueden aprender a llegar a Mí con esa pequeñez de pequeñas prácticas devotas... EL ESCAPULARIO... EL ROSARIO...
EL ESCAPULARIO Y EL ROSARIO SON COMO UNAS RIENDAS QUE YO ENTREGO AL HOMBRE PARA QUE UN DIA PUEDA VENIR A MÍ.
EL ESCAPULARIO Y EL ROSARIO SON COMO UN CAMINO QUE YO VOY MARCANDO, PARA QUE EL ENEMIGO NO SE INTRODUZCA EN EL CAMINO DEL HOMBRE.
CUANDO EL HOMBRE VAYA PROTEGIDO POR EL ESCAPULARIO Y EL ROSARIO, EL ENEMIGO LE DARA DE LADO, NO SE ATREVERA A ACERCARSE A ÉL.

El enemigo en estos momentos está RABIOSO... pero vosotros, hijitos Míos, estad TRANQUILOS... nada pasará, porque el enemigo no podrá nunca destruir la OBRA DEL PADRE.
Solamente el Padre sabe las circunstancias en que en estos momentos se encuentra el mundo.
Cuántos hijos Míos... cuántos hijos Míos van aprisionándose y aprisionándose, presionados por el ODIO de los demás.
Pero no tener miedo hijos Míos, no tener miedo porque aunque seáis presionados por el ODIO de los demás, encontrareis sin embargo el camino para llegar al Padre.
Hijos Míos, deteneos, deteneos en ese Camino del Padre, pues los que se detengan serán los primeros en llegar, no salgáis nunca de ese Camino.
El hombre tiene que empezar la obra... si el hombre no empieza la obra, a construir su obra, nunca tendrá nada.
Por eso Mi Hijo en todo momento le dice al hombre: PON TÚ DE TU PARTE, QUE YO PONDRE DE LA MIA.
Todos tenéis que aportar algo, todos, porque todos tenéis un gran deber, los unos delante de los otros... los unos para con los otros hermanos.
Mi Hijo regará pero el hombre sembrará y labrará.
Por eso hijitos Míos, tenéis que continuar sembrando y labrando para que ninguno de vuestros hermanos puedan ser llevados por caminos tortuosos hacia la perdición.
Todos tenéis que seguir el mismo camino, el Camino de Mi Hijo que lleva al Padre.
Todos tenéis algo muy importante que entregarLe al Padre.
Yo les ruego a todos, hijitos Míos, que no se detengan ustedes los unos delante de los otros, ¡no!, pues así perderéis el tiempo,
TENEIS QUE CAMINAR Y CAMINAR MUY DEPRISA... muy deprisa...
Vosotros, hijitos Míos, unidos a Mi Divino Hijo, tenéis que ser la LUZ DEL MUNDO, porque seréis la VOZ que dará testimonio ante aquellos hombres, hermanos vuestros, que todo lo han sabido, pero que han caído en la tentación del enemigo.

No quiero que ninguno de vosotros quiera saber más de lo necesario... no importa, no importa que lleguéis tarde, lo importante es que lleguéis LIMPIOS DE CORAZON.
¿De qué valdría el llegar a tiempo si se llega con suciedad?
Los últimos serán los primeros, porque han empleado su tiempo en limpiar su alma, para que sus palabras estén llenas de pureza.
¿De qué vale tanto hablar, hablar y hablar, si las palabras que se pronuncian no tienen ningún contenido espiritual?

No, hijitos Míos, Yo quisiera que vuestras palabras tuvieran un gran contenido espiritual, ya que muchos hermanos vuestros tendrán en el futuro que alimentarse de vuestras palabras.
Por todo ello, quisiera hijitos míos que os dierais cuenta de que vuestra presencia aquí, en este Sagrado Lugar, ESCUELA ESPIRITUAL, tiene un gran valor para el Padre, ya que es algo que un día el Padre tiene que ofrecerle al mundo... VUESTRA PRESENCIA Y VUESTRAS PALABRAS.
(Tras unos momentos de silencio dice la Madre)
Y AHORA MI BENDICION ES PARA TODOS... en el Nombre del Padre, en el Nombre de Mi Divino Hijo... en el Nombre del Amor que Los une a ambos... os bendigo hijitos Míos, Yo también.
(Silencio prolongado)

Madre:– Los más débiles llegarán a ser los más entendidos... aquellos que quieran saber sin antes haber aportado nada, NADA ENCONTRARAN.
PARA ENCONTRAR ALGO HAY QUE APORTAR ALGO.
A cada uno de vosotros le he dado lo necesario.
Si alguno tiene más de lo necesario... eso no le pertenece... por tanto debe entregarlo a otro hermano que lo necesite más, y debe dárselo con el mismo amor con que Yo se lo he dado.
Porque a cada uno de vosotros, el Padre le pedirá cuenta de todo cuanto Él le ha dado anteriormente.
Pensad hijitos Míos que si alguien ha recibido del Padre y él no ha sabido entregar algo a sus hermanos más necesitados, ¿para qué viene a Mí... sí nada va a encontrar?
A todos os he introducido en Mi Corazón Inmaculado... todos os habéis dirigido a Mí y Yo Me he dirigido a todos vosotros.
Me he dirigido a lo exterior y a lo interior del hombre... pero no estáis todos, y Me preocupa más lo que no tengo que lo que tengo, hijitos Míos.
MI GRAN DOLOR ES POR AQUELLOS QUE NO TENGO, aquellos que quiero que sean encontrados por vosotros que lo tenéis todo, porque Me tenéis a Mí, y a aquellos que no Me tienen, habéis de decirles que YO SOY LA MADRE DE TODOS LOS HOMBRES, hijitos Míos.
Todo cuanto hagan ustedes, debe ir destinado y enviado con amor para fortalecer la SILLA DE PEDRO... de lo contrario no servirá de nada, para nada.

LA SILLA DE PEDRO ES LA UNICA QUE PUEDE HACER QUE RELUZCA LA LUZ EN EL MUNDO.
Por eso habéis sido escogidos para que la fortalezcan ustedes la SILLA DE PEDRO, pues cada día son más y más las ofensas que se hacen a ELLA por parte del enemigo.
El ODIO está convirtiendo en infierno, la tierra.

Rosario:– (Tras unos momentos de silencio contemplativo, exclama):– Adiós Madre...
Yugo
A las puertas del Armagedon
perceo3 shares this
19
A las puertas del Armagedon.

Un concepto