Christmas Campaign: Financial Insights
Clicks434
es.news
3

Después de 30 años: murió sacerdote tetrapléjico

El padre Luis de Moya, de 67 años, falleció el 9 de noviembre en Pamplona (España). En 1991 se quedó dormido mientras maneja su automóvil, sufriendo un terrible accidente que le hizo perder toda la movilidad y sensibilidad en su cuerpo, desde el cuello hasta los pies.

De Moya advirtió sobre la eutanasia: “Ayúdenles a sufrir, no los maten”. Y además: “Muchos atraviesan el mismo sufrimiento. Que vivan con la esperanza que no hay dolor en la vida eterna”.

En el 2013 De Moya dijo que cuando un paciente recibe adecuados cuidados paliativos y psicológicos no pide la la eutanasia: “Esto está estadísticamente verificado y publicado”.

Negarse a depender de los demás y negar claramente que necesitaba ayuda no fue para él una virtud, sino orgullo.

De Moya dijo que estuvo sufriendo “en la forma más realista que puede haber: consciente de estar en las manos de Dios; lo menos realista es vivir como si Él no existiera”.

Cuando le preguntaban cómo un Dios bueno podía permitir su sufrimiento, él cortaba en seco: “Si crees realmente que Dios es bueno, el tema termina aquí: Dios es bueno. Punto final. Lo que parece terrible desde nuestro punto de vista no es tan terrible desde el punto de vista de Dios”.

“Yo no cambiaría de lugar con nadie, porque tengo la experiencia de lo maravilloso que es Dios ”, testimonió: “Dios permite el mal, pero no nos abandona a él”.

#newsXhqzpchzmy

San Benedicto José Labré
Requiescat in Pace
liz hurtado
Que el Señor lo tenga en gloria
jamacor