Teresia
Meditemos en nuestros corazones, el dolor que María Santísima sufrió al ver a su Hijo padecer por Amor a nosotros 😉