ADRIAN RIVERA
265
México pasó de 6.9 hijos por mujer, en la década de los 60, a 1.9 en 2020, y como vamos los perros y gatos sustituirán a los hijos verdaderos, porque los que rigen el mundo quieren reducir la población …More
México pasó de 6.9 hijos por mujer, en la década de los 60, a 1.9 en 2020, y como vamos los perros y gatos sustituirán a los hijos verdaderos, porque los que rigen el mundo quieren reducir la población mundial por todos lados:

Medios de comunicación, v@cun@s, matrimonios LGBTQ+, medicamentos, abortos, etc.

La planificación familiar natural que no ocupa de anticonceptivos y operaciones quirúrgicas para evitar el embarazo, es un método de planificación que aunque sea natural como el método billings, no significa que sea óptimo para el catolico fiel que habitaba en las épocas antiguas de los bisabuelos o abuelos dónde si se tenía una verdadera fé en las sagradas escrituras porque los padres no querian hijos solteros, o se casaban por la iglesia católica o se iban de misioneros o a realizar trabajos varios en cuanto a los hombres, porque las mujeres su función principal era la de formar y obedecer lo que el marido instruido y fiel a la iglesia católica decía porque se basaba en las sagradas escrituras para formar una " IGLESIA DOMÉSTICA".

Ahora se busca y se utiliza el método billings para evitar embarazarse utilizando el tiempo de infertilidad de la mujer, dónde se siguen teniendo relaciones sexuales no para tener hijos sino por PLACER, dónde ya Dios no tiene la última palabra sino el hombre y mujer sin fé que ya no piensa como antes al decir " Los que Dios me mande".

Eclesiastés, 2 1."Hablé en mi corazón: ¡Adelante! ¡Voy a probarte en el placer; disfruta del bienestar! Pero vi que también esto es vanidad."

Búscanos cursos, talleres que nos expliquen cómo planificar el número de hijos y no buscamos lo que dice Dios en su palabra.

Génesis 1, 22 "y bendíjolos Dios diciendo: «sed fecundos y multiplicaos..."(Adan y Eva)

Génesis 9, 1 "Dios bendijo a Noé y a sus hijos, y les dijo: «Sed fecundos,
multiplicaos y llenad la tierra."

Dónde en su interpretación literal-espiritual significa que Dios no te puso límite al tener hijos, los límites lo pudieron el enemigo y el feligres burro orejón que no tiene fé, pensando que entre menos hijos serán más felices, dónde la verdadera felicidad no es tener casa, vestido y sustento sin tener problema, sino formar una iglesia doméstica, semillero de santos para dar luz al mundo.

Gálatas 4, 19 " ¡Hijitos míos!, por quienes sufro de nuevo dolores de parto, hasta ver a Cristo formado en vosotros.

Tener hijos ESPIRITUALES, formar una iglesia doméstica, eso es lo que quiere Dios, su reino es sobrenatural, espiritual y espiritual debemos ser.

Eso es lo que debe ser el padre, madre que engendra hijos espirituales, lamentablemente la mayoría de las personas se guían por instintos, emociones, razonamientos naturales y dejan lo espiritual, lo sobrenatural a un lado.

Piensan que por juntarlos entre unas paredes, darles cariño, atención, ya cumplieron, los hijos son prestados y al rato los padres estorban para mucha gente porque requiere mucha atención al ya estar avanzados de edad.

El padre debe ser guía espiritual de sus hijos, porque el cielo es espiritual, la palabra de Dios, su amor y así se debe atender a los hijos, recordemos como eran las familias de antes, religiosas, algo que ahora es nulo, porque quitamos a Dios de nuestras vidas.

El que planifica se sale de la lógica de Dios y de su confianza, dónde el tener hijos es y debe ser solo UNITIVO-PROCREATIVO, solo para procrear no para sentir ese placer animal que todavía tenemos en la sangre.

Tobias 8,4-8 “Los padres salieron y cerraron la puerta de la habitación. Entonces Tobías se levantó del lecho y le dijo: LEVÁNTATE, HERMANA, Y OREMOS Y PIDAMOS A NUESTRO SEÑOR que se apiade de nosotros y nos salve. YO NO TOMO A ESTA MI HERMANA CON DESEO IMPURO, MÁS CON RECTA INTENCIÓN. TEN PIEDAD DE MÍ Y DE ELLA Y PODAMOS LLEGAR JUNTOS A NUESTRA ANCIANIDAD. Y DIJERON A CORO: AMÉN, AMÉN.”

Cuando uno crece espiritualmente, no piensa en tener relaciones sexuales, porque ya sus necesidades son otras, son más elevadas y eso deben de dar en los cursos, seminarios, retiros, no un lavado de cerebro dónde te impongan una doctrina humanista y modernista que te hace sentir como Dios al decidir cuando y cuántos hijos tienes que tener, basándose en lo económico y no en la fé en Dios.